Municipalidad de SJM suelda puertas y coloca bloque de cemento en burdel

Como parte de los acciones efectuadas entre la gerencia de Cobranza Coactiva y la subgerencia de Fiscalización de la Municipalidad de San Juan de Miraflores, se logró clausurar de manera definitiva con soldadura de puerta y colocación de un bloque de concreto, dos prostíbulos que se negaban a cerrar a pesar de las múltiples multas y cierres efectuados por los funcionarios ediles.
Se trata de los locales comerciales ubicados en la calle Justo Naveda 1104 y 1101, que eran disfrazados de discoteca bar pero que en realidad funcionaban como burdeles clandestinos con barra de baile y sitios acondicionados para la práctica del meretricio.
Estos locales gozaron de protección a lo largo de diez años por lo que gestiones ediles anteriores no pudieron cerrarlos, sin embargo la decisión tomada por la gestión de la alcaldesa Cristina Nina es imperativa y cunde en desaparecer la práctica de este negocio ilícito en el distrito.
Al momento de su clausura, un grupo de personas, presuntos administradores del prostíbulo, pretendieron impedir el cierre postrándose en el frontis del burdel. Sin embargo efectivos de la Policía Nacional apoyaron con 15 efectivos policiales este cierre definitivo que fue constatado en el acta de certificación y resolución de clausura emitida por la Municipalidad.